miércoles, 12 de julio de 2017

Cada fría madrugada

Lo único que busco es un espacio en tus recuerdos...

 Álamos, Sonora.

Cuando te falta el aire...

Mis recuerdos a tu lado: sentimientos de locura.
Al borde del abismo quisiera:
Burlarme de tus defectos para amarlos cada día más.
Tomarte de la mano hasta que el hormigueo lo interrumpa.
Jugar con tu pelo y sentir tu hondo respirar para generar paz.
Escuchar tu voz y soñar que por siempre mía será.
Abrazarte tan fuerte para adherirme a tus entrañas.
Hacerte el amor como si fuese la última o la primera vez.
Perderme en tus ojos cual niño mira al cielo en busca de una estrella más bonita.
Reír mientras tus labios buscan los míos para hipnotizar.
Dormir en tu pecho hasta el último día.
Besarte los labios como si fuese el último gesto antes de morir.
Antes de morir... (Ella en el tiempo, 2017).



¿Cómo volver a donde todo inició? 
Quizás ese es el camino, quizás debo dejarme caer...

sábado, 11 de marzo de 2017

Mi superlativo

A veces los recuerdos no son suficientes. A veces
no matan, pero tampoco te vuelven fuerte.

A veces quisiera una mente blanca,
como el mar en que te espero y si quieres,
de rodillas en el suelo.

Sin entiender las preguntas encontré  las respuestas. Las
encontré a tiempo para morir entre el perdón  y la demencia.

A veces me pierdo; hoy te escurres en mis manos sin que
pueda detenerte en este juego de tronos, entre comida picante,
entre miradas y polvo.

Hasta siempre y... no dejes de brillar.

"Los buenos recuerdos se caen por las escaleras".