miércoles, 29 de febrero de 2012

Yo la pago...

En verdad estoy lejos de la astucia y del suplicio. Hay un keeper en mi mente que no deja un sólo momento al chicuelo soñador de falacias. Sólo él ha podido justiciarme.

Y vaya, bien lo dijo el que sabe, sabiondo, Sabina, soñador, pues "no era la más guapa del mundo pero juro que era más guapa que cualquiera"...

¿Acaso no sirve de nada saber? Pregunta preguntas y menos respuestas...




No hay comentarios:

Publicar un comentario